Las 3 cruces de Izarraitz

Izarraitz es un macizo kárstico en la costa Gipuzcoana que alcanza los 1000 metros de altura. Hasta él llegamos el pasado domingo un@s cuantos aventurer@s con ganas de ver el sol después de más de 20 días de lluvia.



Lore avanzando por el lapiaz del Kakute


El grupo metido en un laberíntico karst


El parking de Aittola esta situado a unos 500 metros de altura, lo que le convierte en un punto de inicio ideal para conquistar sin muchas dificultades las 3 cumbres más emblemáticas del macizo: Xoxote 912m, Kakueta (kakuta o kakute) 924m y Erlo 1026m.


En nuestro caso le quisimos poner un poquito de picante a la excursión combinándola con la cresta de Kakute, una cresta que a tramos se mete por un enrevesado lapiaz que hay que ir sorteando con paciencia y habilidad.



Impresionante cruz en la cima de Kakueta (Mayo de 1968)


Si los Griegos tenían a sus dioses viviendo en una montaña llamada Olimpo, nosotros quisimos recordar que hasta no hace tanto algun@s vasc@s también pensaban que Mari vivía en lo alto de algunas montañas sagradas.


Quizás fuera algo humano pensar que los dioses habitan en las cumbres y quizás fuera por esta razón que en todos los picos que íbamos a coronar ese día encontraríamos algún símbolo relacionado con la religión.



En la cima del Erlo, segunda de las cruces del día


Tito y Leoni encabezando la comitiva que baja del Erlo


Entre las cimas del Erlo y el Xoxote se ubica el collado de Azketa, un lugar idóneo para hablar de la historia reciente de esta montaña y de su gran nevera que nos recuerda aquellos años en los que no había frigoríficos que congelaran el agua.


Esta es la única nevera o elurzulo que se conserva con cúpula en toda Gipuzkoa y era la encargada de almacenar el hielo que, entre otros lugares, abastecía al floreciente balneario de Cestona hasta mediados del S.XX.


La charca de Azketa es un balcón ideal con vistas al Hernio


La nevera de Azketa, su cúpula la hace única en Gipuzkoa.


Posando en el Xoxote, última de las cimas del día.


A partir de aquí ya no quedaba nada, última subidita al Xoxote donde su espectacular estatua de San Ignacio de Loyola nos estaba esperando. Lleva allí desde 1956, año en el que unos cuantos mendizales del valle se encargaron de subir los materiales para su colocación en mulas.


Eskerrik asko a tod@s los que participasteis. Hasta la próxima :-)

Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square