Aratz: entre hayedos y Karst

Ayer una vez más varias cosas se unieron en un mismo día para crear un momento mágico que ya forma parte de esos recuerdos que cuando vuelven a nuestra mente traen consigo una sonrisa.


Ayer fue uno de esos días de primavera esplendidos en los que pasar el día fuera de casa, al aire libre, se convierte en necesidad. Nosotros habíamos decidido pasarlo en el monte ya que coincidió con un mendi-tour que teníamos pendiente Carmina, Juan y yo con subida a un monte de más de 1000 metros, como opciones barajábamos el Aratz o Txindoki.




Y elegimos la que nos pareció menos dura, el Aratz ya que era la primera vez que nos juntábamos y no sabíamos como responderían las energías y el cuerpo ante tales retos.


Y llegó el día y no podía ser mejor, la subida que elegimos es muy bonita, la hicimos sin gente, por el camino que hace la Zegama-Aitzgorri, con un ambiente kárstico inconfundible, en el que dolinas y lapiaces iban pasando a nuestro lado mientras recorríamos el hayedo todavía en modo invernal, sin hojas, pero lleno ya de nuevo brotes y con una luz de película.





Arriba, nos esperaban los altos pelados, sin bosque y varias cumbres, el Imeleku (1.319 m), el Aratz (1.443 m), el Elurzulo (1.430 m)


Gracias a Carmina y Juan por un día especial y como no a Juanillo por dar la chispa que arrancó el motor.




Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square