Riglos: el reino de los mallos


Cuenta la leyenda que un caballero llamado Voto, andando de cacería, se cayó desde lo alto de una peña con la buena fortuna de que su caballo aterrizo ileso. Era justo el lugar donde años más tarde se construiría el monasterio de San Juan de la Peña, una joya del románico, edificada en el interior de una gran caverna que el efecto de la erosión ha horadado en la roca.



Borja, Eneritz, Coro, Iñaki y Kate se protegen del viento cimero en la cumbre de San Juan de la Peña (1.547 mts)


Este monasterio edificado en el s.XI-XII cuando la zona ya era parte del reino de Aragón esta muy cerca del antiguo Reino de los Mallos, una zona pintoresca salpicada de peñones verticales, algunos de hasta 300 metros, que en el S.XII tuvo por reina a Berta de Saboya, la cual quedando viuda del rey de Aragón, tuvo que quedarse durante algunos años en estas tierras.


Por aquella época al difunto marido de Berta le sucedió su hermano en el trono y este, con orgullo, solía decir que dentro de su reino había otro reino, el de los Mallos...


Bea admira las vistas con los Mallos de Agüero al fondo



Son estos, sitios con mucha historia y también mucha naturaleza puesto que aquí se encuentran las llamadas sierras exteriores, las que no forman parte de la cadena principal pirenaica si no las que conocemos por pre-pirineos.


Se trata de plegamientos que durante millones de años tuvieron lugar después del surgimiento de los picos más altos y que entre otros materiales están formados por los millones de cantos rodados o aluvión que se erosionaron en aquellos primeros Pirineos.



Kate y Coro observando la imponente puerta que se levanta entre el Mallo Pisón y el Fire y que da pie al conocido como circo de verano.



Unos cantos rodados que se mezclaron con carbonato cálcico, areniscas y otros materiales y que debido a las altas presiones quedaron solidificados para después volver a salir a la superficie. A continuación, el paso de millones de años ha hecho el resto erosionando la roca hasta dejarla tal y como la podemos admirar hoy en día.



El grupo vuelve de coronar el Mallo del agua. Atrás vemos el Mallo colorado.



Iñaki se esfuerza por llegar a la cima de la Visera. Detrás el Mallo Fire parece una mano.



Ultima foto de equipo con los Mallos de Riglos al fondo.


Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por etiquetas
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square